"Yo soy el que vive"Ap.1,18: agosto 2011

ADORACION

MOVIMIENTO DIOCESANO DE ADORACION EUCARÍSTICA PERPETUA - SAENZ 572 - LOMAS DE ZAMORA - Tel. 4294-7127


¡JESÚS TE ESPERA SIEMPRE!

¡DECÍDETE A VISITARLO!

TE INVITAMOS A LA COMUNIDAD DE ADORADORES

lunes, 22 de agosto de 2011

Vivencias del Adorador



En compañía de Jesús Sacramentado

 Vengan a Mí todos los que están afligidos y agobiados, y Yo los aliviaré" Mt. 11, 28

La Gracia de Dios Padre en su infinito Amor Misericordioso nos regala a su Hijo como reflejo de su mismo Amor, para que se cumpla el designio de Salvación en cada uno de nosotros y el mundo entero.
En ese Amor Trinitario, durante la hora de Adoración Eucarística se desarrollan como en contínuo, momentos de real trascendencia y significado que nos introducen y preparan en un clima de silencio y contemplación la apertura del corazón por el que nos disponemos, para el encuentro con Jesús Eucaristía.
No solo se circunscribe a cada  adorador, sino, a su familia, amigos, comunidad, país, humanidad y el cosmos.
Más aún como Bautizados, participamos de la Comunión de los Santos y nos unimos a través de la Iglesia Peregrina, a la Purgante y a la Triunfante por lo que se abre un camino directo y sin atajos, en la que el cielo y la tierra se comunican y se encuentran unidos en la presencia Real de Jesucristo.
Es aquí cuando comenzamos a tomar contacto y darnos cuenta muy precariamente de la dimensión y repercusión universal del Amor de Dios que nos invita a Su encuentro, para responder decidida y comprometidamente al "llamado" como adoradores.
En compañía de Jesús, en esta cita privilegiada, amorosa y plena, nos presentamos al comienzo de la hora de Adoración con un corazón agitado, apesadumbrado, dolorido por las enfermedades, los miedos, la angustia, las pérdidas, el pecado.
Paulatinamente ve deteniéndose en la aceleración de su palpitar y, en el silencio del corazón, la paz comienza a apoderarse de nosotros, es Jesús que nos dice: " No temas, Yo estoy contigo".
Ahora podemos respirar profundamente. Sabemos que el Señor conoce todo. Espera de nosotros la petición y la súplica, para purificar la fe, la esperanza y el amor.Luego nos encontramos mejor preparados y disponibles para Él.
Con el corazón un poco más repuesto, la oración se hace diálogo y la contemplación el clima propicio para la escucha.
Después de las alabanzas, acción de gracias, súplicas y oraciones, el Señor suscita en nosotros el compartir y vivir con nuestros hermanos esta intensa y fecunda hora de Adoración Eucarística, a pesar de las incomprensiones, rechazos y burlas.
No olvidemos que Jesús experimentó en carne propia todas estas formas de comportamiento, pero nos anima y recuerda: " Un profeta es despreciado solamente en su pueblo, en su familia y en su casa"-Mc.6,4-
Todas estas contradicciones se transformarán por el amor del Espíritu Santo que habita en nosotros en: paz, comprensión, tolerancia, diálogo, escucha, paciencia, esperanza, confianza y amor.
Cerrando esta Hora Santa con Jesús Sacramentado, alimentados por Su Palabra y fortalecidos por Su Presencia, nos animamos a llevar a nuestros hogares y a otros sitios según responsabilidades y deberes de estado, la impronta para que reflejemos Sus sentimientos, gestos, actitudes, comportamientos, como verdaderos testigos de Su inmenso Amor.
Intentemos con la ayuda de la Santísima Virgen María dejarnos renovar por Su Hijo Jesús, tratando de abrir el corazón a sus enseñanzas.

¡ Alabado sea Jesucristo!

                                              -----------------------------------------
___Disposición del Adorador___

 -Pureza de corazón-

Purificar el corazón nos servirá para reconocer el rostro de Dios en cada hermano, para captar Su Plan de Salvación en la situación actual de la Iglesia y sociedad, trabajando por la paz, con un corazón misericordioso.(1P1, 3-9)

 -Espíritu de oración-

Es buscar dentro de la voz del Espíritu, " el Espíritu viene en ayuda de nuestra debilidad porque no sabemos orar como es debido; pero el Espíritu intercede por nosotros con gemidos inefables ( Rom. 8,26).
San Agustín identifica la oración con el deseo.
Ch.de Foucould-dice- la oración: "es pensar en Dios amándolo".
No estaremos educados en la oración si solamente nos limitamos a suscitar sentimientos, súplicas y peticiones, sin dejarnos verdaderamente transformar por el Señor.

 - Conversión contínua-

Continuando por el camino de la conversión San Agustín nos advierte.
Atravesamos por dos faces, ambas temporalmente pueden encontrarse muy distantes una de la otra: " la conversión del entendimiento y la del corazón".
Si el corazón no es sanado de la soberbia y el orgullo, dificilmente la inteligencia llegará a comprender qué es hacer la voluntad del Padre, porque están bloqueados los caminos debido a nuestros errores, egoísmo , envidia, caprichos y pecados, que nos imposibilitan llegar a una sana relación con Dios, con nuestros hermanos y con nosotros mismos(Leer- Descubriendo en el camino de la conversión la Voluntad de Dios).


                                 -----------------------------------------------------------------------