"Yo soy el que vive"Ap.1,18: La conversión es la clave para transformar nuestra vida en la Vida de Cristo

ADORACION

MOVIMIENTO DIOCESANO DE ADORACION EUCARÍSTICA PERPETUA - SAENZ 572 - LOMAS DE ZAMORA - Tel. 4294-7127


¡JESÚS TE ESPERA SIEMPRE!

¡DECÍDETE A VISITARLO!

TE INVITAMOS A LA COMUNIDAD DE ADORADORES

Capilla "María Reina de los Apóstoles"

Capilla "María Reina de los Apóstoles"
Capilla "María Reina de los Apóstoles"

martes, 12 de febrero de 2013

La conversión es la clave para transformar nuestra vida en la Vida de Cristo


“Cristo nos transformará según el modelo de su Cuerpo Glorioso” –Fl. 3, 21-



El gran desafío del cristiano de estos tiempos de fractura, seducción y vanidad, es replantearnos con honestidad la fidelidad, para vivir la vida en Cristo.
Necesitamos la misericordia y la gracia para ser purificados desde la libertad.
Abrazando la cruz en los momentos de desgarro, traumáticos, dolorosos, que se presentan en este camino por el desierto de nuestros días -terreno de prueba ineludible- ejercitamos la conversión y purificación permanentes.
Job nos advierte: “Dios hiere y sana” (5, 18), porque nos Ama Verdaderamente, nos quiere libres de condicionamientos, para que nuestra misión la haga El fecunda.
En este tiempo de reconciliación y penitencia, la Iglesia nos propone e invita a interpelarnos seriamente, revisando la propia vida de cristianos.
Para ello hay que abrirse, disponerse con humildad, paciencia, confianza y esperanza, pero con fe en Cristo que sabe como transfigurarnos.
“El que vive en Cristo, es una nueva creatura. Lo antiguo ha desaparecido un nuevo ser se ha hecho presente” -2 Cor. 5, 17-
Reconociéndonos pecadores nos animamos a perdonarnos y a perdonar con misericordia, corrigiendo actitudes y comportamientos, que nos alejan de la Fuente misma del Amor, provocando una ruptura con los hermanos.
Transitando por este camino de conversión permanente en el Año de la fe -Año de gracia- el Papa Benedicto nos invita a redescubrir y actualizar con alegría y ardor apostólico ese renovado encuentro con la Persona Viva de Cristo en nosotros.
Es en el Sacramento de la Reconciliación -Sacramento del Perdón frecuente- y el  alimento de la Palabra y la Eucaristía, cuando penetra el Amor a través del Espíritu Santo que habita y sana el corazón para recomenzar un nuevo tiempo.
Para transitar este camino de conversión permanente, será precisa  una respuesta audaz, enamorada y comprometida, con la Persona Viva de Cristo. “El cristiano es una persona conquistada por el Amor de Cristo y movida por este amor” (2 Cor. 5, 14), del mensaje del Papa Benedicto para la Cuaresma 2013.
Propongámonos crecer en el amor, en la entrega comprometida con el Señor y con nuestros hermanos, profundizando la oración y el servicio de intercesión, con los medios disponibles del ayuno, la penitencia y la limosna.
Con la mirada y el corazón puestos en la Santísima Virgen -Madre Dolorosa al pié de la Cruz- acompañémosla en las horas del Cristo Sufriente hasta la Resurrección, para que también nosotros resucitemos en Cristo especialmente  en los recurrentes pecados de egoísmo, soberbia, indiferencia y falta de amor.



                                                 ORACIÓN

                                                 Eterno Padre
                      Tanto nos amaste que entregaste a Tú Hijo Primogénito
                    Como Víctima Propiciatoria para la salvación de las almas.
                  Asístenos con Tú Espíritu, para que ayudados en este tiempo
                               De Cuaresma, podamos crecer en el amor.
       Atiende Padre Misericordioso nuestras súplicas para que acompañemos a la
        Santísima Virgen en las horas del Cristo Sufriente hasta la Resurrección,
                                     resucitando nosotros con El,
                a los recurrentes pecados de egoísmo, soberbia, indiferencia y
                                          Falta de amor. Amén



¡Alabado sea Jesucristo!

E. M. M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario