"Yo soy el que vive"Ap.1,18: EL ADORADOR EN LA INTIMIDAD CON EL SEÑOR APRENDE A AMAR

ADORACION

MOVIMIENTO DIOCESANO DE ADORACION EUCARÍSTICA PERPETUA - SAENZ 572 - LOMAS DE ZAMORA - Tel. 4294-7127


¡JESÚS TE ESPERA SIEMPRE!

¡DECÍDETE A VISITARLO!

TE INVITAMOS A LA COMUNIDAD DE ADORADORES

Capilla "María Reina de los Apóstoles"

Capilla "María Reina de los Apóstoles"
Capilla "María Reina de los Apóstoles"

sábado, 24 de octubre de 2015

EL ADORADOR EN LA INTIMIDAD CON EL SEÑOR APRENDE A AMAR

“Tú amas la sinceridad del corazón, y me enseñas
La sabiduría en mí interior” -Sal. 50, 8-



Vivimos atribulados por un mundo virtual, plagado de ruidos ensordecedores e imágenes que se deforman en la propia imaginación; Santa Teresa la llamaba a esta -la loca de la casa-.
Frente a esta situación novedosa e incómoda, vamos tergiversando, trastocando la realidad.
La misma, nos resulta difícil de procesar, y por lo tanto comprender, para vivir sin confusiones y dar testimonio del Amor de Dios.
Nos despertamos a un nuevo encuentro con la Persona Viva de Jesús, cuando nos introducimos en un tiempo de sinceramiento con nosotros mismos.
Luego de un proceso de conversión permanente -con la ayuda del Espíritu Santo- nos disponemos a revisar la propia vida, desde la libertad, sin engaños ni ataduras.
Pero, nos cuesta acercarnos con humildad al Señor -como lo que somos- pecadores, necesitados de Su infinita misericordia.
Nos mueve y alienta decididamente, a ese encuentro con Jesús Eucaristía, la gracia, que transforma verdaderamente el corazón, reflejada en la coherencia de vida, configurados al estilo de Cristo, por el pensar, sentir y obrar.
La oración confiada en el Amor, es el camino para alcanzar esa intimidad, y poder escuchar, en el silencio del corazón, la dulce voz del Señor, para hacer Su Voluntad.
Creemos que Dios es el todo y nosotros la nada.
El tiene dispuesto lo que necesitamos para nuestro bien, pero todavía, nos dejamos arrastrar por los propios engaños y no percibimos la gracia que se nos ha regalado.
Para el cristiano todo es gracia, aún las contradicciones.
Sabemos que por El vivimos, nos movemos y existimos.
Estamos aferrados a una idea y no a la vivencia del encuentro con el Amor de Jesús, que trastoca la vida y nos hace personas nuevas.
El Señor camina siempre a nuestro lado, El se anticipa y sale al encuentro en nuestro peregrinar a la Casa del Padre, para acompañarnos y protegernos con Su Amor Misericordioso.
El adorador se encuentra en una búsqueda viva y plena con Jesús en la Presencia Real, para amar a todos sin excluir a nadie -por la gratuidad del amor recibido-
La Santísima Virgen María nos conduce y enseña el camino al Amor verdadero.
Ella es el modelo de la sierva fidelísima del Amor del Padre reflejado en El Hijo Primogénito.
Que a través de María Santísima, podamos vivir el encuentro con Jesús Sacramentado sin recurrir a los propios condicionamientos de la razón, abriéndonos a la misericordia y celebrando la gratuidad del Amor de Dios. Amén.




 ¡Alabado sea Jesucristo!

E. M. M.

No hay comentarios:

Publicar un comentario